CHAAACHO LOCO CHIQUITO FIESTÓN!!! (léase con acento canario poligonero)

Vienes andando por la zona de Moncloa y entras en la sala Penelope. Vas recorriendo su largo pasillo de entrada mientras ves en ambas paredes posters de las islas, de papas arrugadas, de vinos de Tenerife, del lagarto gigante del hierro y la taquilla rodeada por la bandera de Canarias. Avanzas hasta entrar en la sala y lo primero que encuentras es un stand de Arehucas en la que 2 guapas azafatas canarias regalan gorros de paja. Miras a tu alrededor y observas como predominan los colores de nuestra bandera a modo de decoración por todos lados. Prendas de nuestros equipos de fútbol colgadas en lo alto, videos de vistas aéreas de las islas en las pantallas de plasma, e incluso platanitos de golosina en ambas barras para reponer glucosa. Todo esto aderezado por música de Rosana, Pedro Guerra, o las K-narias sonando de fondo…
Esto es lo que cualquier asistente a la fiesta, incluido yo, podía esperar de una “fiesta canaria”. Lo que no esperábamos ni por asomo, ni siquiera yo, era el terrible desmadre que se montó después. Casi 800 asistentes a la fiesta, y más del 75% canarios. En el escenario, un concurso de chistes de gomeros en el que el Arehucas hacía que a más de un participante se le trabara la lengua. Un campeonato de striptease masculino al estilo Full Monty, en el que acabaron 4 pibes en calzoncillos y uno en pelota picada. En el campeonato de chicas, una canariona guapísima en sujetador. Una cadena de chupitos eróticos de ron miel en el que 3 chicharreras se pasaban el chupito de boca a boca besándose. Si a eso le unimos la fuerza con la que gritaba la gente cada vez que nombrábamos su isla por el micro, la sala entera cantando las canciones folclóricas tradicionales que poníamos cada ratito, e incluso un grupo de chicos que vinieron vestidos de romeros y con una enorme bandera canaria… el resultado no podía ser otro… Un FIESTÓN espectacular. No me lo podía creer cuando me dijeron a las 5:00 de la mañana que no quedaban existencias de Arehucas. Y claro, así pasa lo que pasa… Que llegamos a las 6:00, hora de cerrar, y la sala aún a más de medio aforo de gente que no se quería ir y cantaban a capella tras apagar la música. Media hora más tarde veo que siguen muchos en la puerta de la discoteca cantando y abrazados en plena calle. Sin duda alguna, ese es el efecto del carácter extrovertido y fiestero de los nuestros, que hicieron que la noche del pasado Jueves 12 fuera realmente mágica, de buen rollo general y que quedara para el recuerdo. Lo bueno es que posiblemente cada Jueves pase lo mismo… prepárense porque esta semana hay más sorpresas… incluido “concurso de comer plátanos” jejeje
smile

0 Comments

Posted on 14 Mar 2009 by admin

Nombre:

E-mail (opcional):


Content Management Powered by CuteNews
    Imagen

CONTACTO