LLEGADA

Transporte: Una de las mejores cosas que tiene Madrid es su gran oferta en transporte público. Con un abono transporte mensual puedes llegar prácticamente a cualquier sitio de Madrid centro y periferias desde el aeropuerto, usando con el mismo abono de viajes ilimitados, el metro, guaguas y trenes de cercanías. Hay diferentes tarifas mensuales y anuales para menores de 20 años, mayores, jubilados, etc… Y también tu tarifa dependerá de las zonas que incluya, ya que puedes sacarte uno, solo de Madrid centro, hasta uno que incluya todo el transporte por toda la región. Sin duda el metro es la manera más rápida y barata de llegar a cualquier parte de Madrid centro desde el aeropuerto, al llegar a la capital. De día incluso puede ser más rápida que un taxi, ya que si algo abunda en Madrid… es el tráfico, desmesurado en horas punta. El inconveniente del metro es que traigas mucho equipaje, cosa habitual cuando se viene para un curso. En ese caso se te puede hacer bastante difícil cargar con todo en los trasbordos, especialmente porque a veces hay tanta gente que vas como sardinas en lata. En ese caso antes que coger un taxi, que te va a costar un mínimo de 30€ hasta el centro de ciudad, suponiendo que no cojas atascos, es preferible un shuttle privado, es decir, un transporte privado aeropuerto-ciudad-aeropuerto (www.madshuttle.com) en el que pagas un precio fijo, habitualmente similar al de un taxi, pero con la ventaja de poder llevar mucha más carga, ya que suelen ser furgonetas, y de que aunque cojas atascos, no te va a costar más caro. Aparte de que en este caso estaría el chofer con un cartelito con tu nombre esperándote en la salida de recogida de maletas, para que tampoco te pierdas por las enormes terminales de Barajas. Una vez que estés establecido/a en Madrid y empieces a vivir el día a día, aunque el metro sigue siendo la mejor opción, especialmente si vives en el centro y vas a diario a una universidad o trabajo cercano, yo te aconsejaría comprarte una bici. Sobre todo si te gusta el deporte, una bicicleta te permite una libertad de movimientos por el centro que no te permite ni el metro, y de esa manera también puedes ahorrarte el abono transporte mensual, que quieras que no, son también casi 50€ de media al mes.

Búsqueda de Piso: Si vas a vivir en un colegio mayor pues genial. Pero si has decidido la opción más económica, que es compartir piso, pues una vez que llegas a tu hospedaje temporal, comienza la búsqueda. Como dije anteriormente, lo mejor es siempre ver lo que te ofrecen in situ, para no llevarte sorpresas desagradables, y si puedes buscar en Agosto y dejar reservado, pues mejor. Cada mañana desde bien temprano deberías comprarte el periódico Segundamano, a ser posible desde que abran los quioscos, y leerte todo lo que viene sobre alquileres de habitaciones en piso compartido. Subraya lo que te interese y sobre la marcha llama e intenta que te citen para verlo de inmediato. Si insisto en lo de “muy temprano” es porque las mejores habitaciones evidentemente se las quedarán los más madrugadores, los que antes han ido a verlo. Si tras ir a visitar lo que te interesaba del periódico, no has encontrado nada, pues dedica el resto del día a mirar webs de anuncios por palabras (Loquo, Campusanuncios, Mundoanuncio, Milanuncios…) o incluso en nuestro propio foro de anuncios gratis. Aquí ya no necesitas madrugar, ya que cada minuto salen anuncios nuevos en cada web. Es probable que estés varios días sin encontrar nada que te guste. Ten en cuenta que difícilmente vas a vivir en una casa tan bonita como la de tus padres en Canarias, pero no te desanimes y haz cada día lo mismo hasta encontrar algo que te guste. Y nunca te quedes con lo primero que veas, a no ser que ya tengas experiencia en búsqueda de habitaciones en esa zona, y sepas lo que es bueno y lo que no.

Selección de ubicación de piso: Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de seleccionar bien el que será tu nuevo hogar. Primero destacaría la ubicación. Yo buscaría cerca de tu universidad o trabajo, de manera que tengas al lado el sitio al que irás a diario. Luego estaría bien que a ser posible también esté cerca del centro, ya que para salir, hacer vida social y demás, te será mucho más práctico. Segundo factor a tener en cuenta es la comunicación de transporte. Asegúrate de que cerca de tu piso hay estación de metro, guaguas o lo que creas que vayas a necesitar. Tercero, trata de enterarte de la cercanía de servicios que vayas a necesitar en tu vida diaria, supermercados, gimnasios, panaderías, lavanderías (importante si no hay lavadora en casa). Por último creo que debes elegir, sobre todo si eres universitario, un barrio con dicho ambiente estudiantil. Que sea muy transitado a todas horas y que no sea especialmente inseguro. Zonas típicas universitarias cerca de la Complutense por ejemplo son Moncloa o Argüelles. Aunque también cerca y en pleno centro podrías vivir por Sol, Plaza de España, Malasaña, Chueca, Lavapies, Chamberí…

Selección de piso: También hay muchos aspectos importantes para seleccionar tu nueva vivienda. Primero la relación calidad/precio, eso solo podrás apreciarlo tras ver bastantes pisos. Con quién vas a vivir. Contrariamente a lo que te pueda apetecer al ser tu primera vez en compartir, te aconsejo que vivas con el menor número de personas posibles, y con gente de apariencia tranquila y poco fiestera. Porque si quieres fiesta ya la tendrás incluso a diario saliendo con tus nuevos amigos de trabajo, universidad, etc… y tener una casa tranquila en la que poder descansar bien, estudiar, dormir… Si vas buscando gente joven, fiestera y divertida, puede que acabes harto de no poder dormir por las noches con tanta fiesta en casa, no poder estudiar por la música alta a todas horas, y cosas por el estilo. Si vas a vivir con estudiantes puede resultarte interesante que sean de otras nacionalidades, por el intercambio cultural o de idiomas que puede suponerte. Puedes llegar a hablar otra lengua sin apenas darte cuenta y de manera muy natural. Fíjate al ir a verlo, en las comodidades que tiene o no tiene tu piso (lavadora, nevera para cuantas personas, microondas, cuantos baños, Internet, teléfono, tv) y en especial en tu habitación, si tiene una buena cama lo suficientemente nueva como para tener un buen descanso, si tiene buena iluminación, mesa de estudio… Fíjate también en si el precio incluye gastos (agua, luz, Internet) o si son aparte. Y nunca deberían pedirte más de un mes de fianza por una habitación. También son importantes las normas de convivencia de la casa, turnos de limpieza, si se pueden llevar visitas o no, vida en común… Lo mejor es que antes de empezar a visitar te hagas una lista con todas las cosas necesarias para ti en tu piso, para que no olvides mirarlas o preguntarlas en cada visita.

CONTACTO